La robótica y la programación pueden aportar numerosos beneficios en todas las edades:
orientación espacio-temporal, razonamiento lógico, cálculo, capacidad viso motora, iniciativa y trabajo colaborativo. Por ello, nuestros peques de educación infantil han realizado esta semana uno de los talleres incluídos en las actividades complementarias en el que se han iniciado en programación informática y lenguaje direccional a través de unas divertidas abejitas “Bee Bots”.

Bee-Bot es un pequeño robot educativo con forma de abeja diseñado para desarrollar las
capacidades elementales de la programación y sus aplicaciones de la robótica educativa:
ubicación espacial, motricidad, lógica, estrategia, etc.

Las Bee-Bot se programan una y otra vez para conseguir una secuencia de instrucciones a través de una botonera que tiene en la parte superior de la carcasa. Se aceptan hasta un máximo de 40 instrucciones (adelante, atrás, girar a la izquierda y girar a la derecha).

¡¡Ha sido muy divertido!!