KHtiUPmV_400x400Juventudes Marianas Vicencianas es una asociación de jóvenes laicos fundada por expreso deseo de la Virgen. En 1830, la Virgen se le aparece a Santa Catalina Labouré para pedirle que el Padre Aladel funde una Orden de la cuál sería él su fundador y director. Se trataba de la Cofradía de Hijas de María. En otra aparición, la Virgen le pide a Santa Catalina que acuñe la Medalla Milagrosa, insignia de la asociación.

A partir de 1843, año en el que se aprueba canónicamente, se expande la asociación gracias al apoyo de los superiores generales. En 1870 ya se contaba con 338 centros en funcionamiento alrededor de todo el mundo. Los concilios, la canonización de Santa Catalina Labouré, las obras de la asociación… hacen que la asociación siga viva actualmente. Tras haber abierto la asociación a alumnas de otros centros que no fueran de las Hijas de la Caridad, y jóvenes que no eran alumnos, la orden pasa a llamarse Hijas e Hijos de María.

Más tarde, a finales del siglo XX, la Asociación entiende que tiene que renovarse pero sin perder su esencia: CRISTO es su meta y MARÍA su modelo. La asociación pasa a llamarse Juventudes Marianas Vicencianas.

En España, JMV se encuentra en todas las comunidades autónomas, en todos los centros donde haya Hijas de la Caridad, Padres Paules o alguna persona religiosa que apueste por el Proceso de Maduración en la Fe de JMV.

Actualmente JMV trabaja desde los centros para seguir a Dios desde el carisma vicenciano. En el Colegio Nuestra Señora del Rosario, en JMV se reúnen jóvenes desde 5º de Primaria hasta mayores de 18 años. 

Descárgarte aquí el comunicado del inicio de este curso 2020-2021.