Un año más, los alumnos de cuarto de Secundaria reciben su beca como graduados. Este acto, cargado de emociones, nos abre la puerta a nuevos retos y proyectos. Pero antes, debemos dar gracias por todo lo recibido en estos años.

En la eucaristía, presidida por el P. José Luis, dimos gracias a Dios que nos acompaña en el camino de la vida, a pesar de las dificultades o del desánimo. Y si faltan las fuerzas siempre estará nuestra Madre, María Milagrosa acompañando nuestro caminar.

A continuación, en el acto académico, pudimos escuchar las palabras de ánimo y aliento de aquellos que nos quieren: Directora, Padres, Alumnos y representante de la Real Maestranza de Caballería.

Los tutores, en representación de todo el Equipo de profesores, impusieron las becas a los nuevos graduados. Todos hicimos lo posible para que este día quedara marcado en su
recuerdo.

En un ambiente de fraternidad y alegría, despedimos a quienes han compartido vida, esfuerzo e ilusiones durante todos estos años.

Buen camino.
Estaremos siempre a vuestro lado.