Dicen que la cruz muestra el lugar. Esa fue la experiencia de aquellos que pudimos vivir y celebrar el viacrucis del martes 19. La comunidad educativa de nuestros Centros del Rosario y del Protectorado junto con grupos vicencianos (Hijas de la Caridad, JMV, Asociación de la Medalla Milagrosa, AIC, MISEVI) y otras asociaciones afines al colegio (Hermandad de la Estrella, Catequistas, Voluntarios del comedor) acompañamos al Cristo de la Misericordia en su camino hacia la cruz.

Desde su capilla y recorriendo el patio del colegio, nuestra imagen de Jesús nos ayudó a recorrer la vida de tantos hombres y mujeres como mueren, sufren o son marginados hoy.

Empeñados como estamos en no caminar, en quedarnos en nuestra zona de confort, es difícil encontrarse con Cristo. Pero él se hace vivo y presente en cada situación de dolor. Por eso la cruz nos muestra el lugar, el lugar de encuentro de aquellos que seguimos empeñados en servir a los pobres.

Mirar la cruz es mirar al pobre. Este viacrucis familiar nos abrió la puerta para encontrarnos con Dios y los hermanos en esta cuaresma. Si la cruz nos indica el lugar, es el momento de ponerse en camino, para hacer también el camino de la cruz.

Feliz Cuaresma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .